Día 11

26 de abril

“No sé qué mundo yace al otro lado de este mar, pero cada mar tiene otra orilla, y llegaré” CESARE PAVESE El oficio de escribir.

Hoy me desperté así de optimista. Me dije que seguramente hoy escribiría alguna página más, avanzaría quizás unas pocas brazadas, pero avanzaría. A pesar de que el día está gris y frío no me desanimo. Escribo esto con la intención de, inmediatamente después, seguir nadando hacia esa otra orilla que sé, como Pavese, que allá está esperándome… y llegaré.

Anuncios

Día 8

nadadora

18 de abril

A este cuaderno le quedan pocas hojas vacías. Hace días que debería haber salido a comprar uno nuevo, lo sé. Pero no me dio la gana. Además, el tiempo no ha acompañado mucho, a decir verdad. Pero hoy hace un día encantador para salir a pasear. Así que puede que hoy sea el día indicado para comprar ese cuaderno que tanto se hace esperar y dejar, por fin, de reciclar hojas sueltas que luego acaban perdidas o en la basura.

Hoy hace un día estupendo, decía, y es así en todos los sentidos. Porque hoy logré escribir una página entera. Como diría Cesar Aira: “Con una paginita  al día me conformo porque al final del año tengo 365 páginas y eso es una novela.”

Por supuesto que mi paginita de hoy no es como la paginita de Aira. Si me pongo riguroso, de mi paginita puede que quede un párrafo, quizás sólo una idea o puede que apenas un adjetivo que me gusta. Pero como hoy el día es maravilloso, me siento optimista y digo que sí, que tengo una página entera. Una página más. Con eso me conformo y ahí lo dejo.

Ahora me voy a comprar el cuaderno y luego a la playa para después poder escribir en este diario algo como aquello que escribió Kafka en el suyo: “Por la tarde fui a nadar”.

Las peripecias de Bocafloja

_dracula0_161ff013

Bocafloja está agobiado, desesperado porque no le funciona internet. Ha pasado toda la mañana sin poder entrar en Facebook y siente que allí muchas cosas están pasando sin que él pueda opinar. Ataque de ansiedad inminente ¿Debería llamar a su Coach para hacerle saber de su problema?

Hace dos días ha muerto George Michael y ayer la actriz que representó el papel de la princesa Leia en La Guerra de las Galaxias. Y todo esto ha sucedido sin que Bocafloja haya podido dar su veredicto ¡Qué pensarán sus miles de seguidores! ¡Horror!

Bocafloja apaga y enciende el router. Nada. Llama a Cacaphone para pedir explicaciones por esta terrible e imperdonable incidencia en su linea de ADSL. Pero parece nadie puede resolver su problema.

Bocafloja necesita consejo y apoyo moral. Llama a su mejor amiga para contarle sus miserias y entre los dos lamentan la desesperante situación. Ella, su amiga, ciertamente no quisiera estar en sus zapatos en un momento así.

Y lo peor de todo es que Bocafloja ya tiene listos y recién sacados del horno sus textos sobre George y Leia, como los tuvo, también, sobre Prince, Bowie y todos los que en este año, tan productivo para Bocafloja, partieron hacia la dimensión desconocida.

Pasan las horas y Bocafloja se siente cada vez más inquieto; y revisa su texto sobre lo mucho que va a extrañar a George Michael y cómo se acuerda de cuando en los 90 escuchaba siempre tal o cual canción suya y la repetía incesantemente y bailaba encerrado en su cuarto como un loco. Y aunque ahora hace mucho que ya no lo escucha porque últimamente estaba gordo y alejado de la vida pública, Bocafloja no puede creer que no vaya a estar más entre nosotros. Lo mismo piensa de Leia Pero no importa, piensa Bocafloja, porque está seguro que ahora saldrán muchas póstumas recopilaciones de “The Best of George” y remakes de la Guerra de las Galaxias (versión ampliada con recortes del director en los que aparece muchas veces la princesa Leia) y con eso tendremos para disfrutar por mucho tiempo hasta que Madonna vuelva a decir algo transgresor o que, si Dios quiere, se nos vaya algún otro famoso que nos de mucho de que hablar y de que escribir.

Bye, bye, se despide Bocafloja porque parece que ha vuelto la señal y puede que aún esté a tiempo para opinar algo sobre el tema. Parece que Facebook está que arde.

Rolito

11

Rolito

cubito de hielo

dónde quedaron tus huesos

después de cruzar la triple frontera

brasil paraguay argentina

para traer de contrabando

diez mil dólares en el baúl

de un escarabajo destartalado

pero tan adecuado a tu estilo

tan ridículo como vos

llegaste ansioso a la frontera

desesperado por comprar todo barato

y bonito antes de cruzar

cosas que atesorar en algún rincón

de tu guarida llena de cosas

que nunca usás pero que te gusta mostrar

compraste whisky puchos

baratijas para tu casa

de barrio esplendoroso

qué poco dejás a tu paso

frío frialdad frivolidad

frito por ser alguien grande

el dueño de la pelota

pero te equivocás de camino

¿no lo ves?

Ya se te acaba la gasolina

y quedarte por el camino

es lo de menos porque siempre

se puede seguir a pie

lo peor es que ese camino

no es el camino

y ya está ya viene

el calor y te aterra no llegar

a tiempo a tu heladera

no hay remedio para

tu enfermedad terminal

se terminó te derretís Rolito

Good bye.