Las peripecias de Bocafloja

_dracula0_161ff013

Bocafloja está agobiado, desesperado porque no le funciona internet. Ha pasado toda la mañana sin poder entrar en Facebook y siente que allí muchas cosas están pasando sin que él pueda opinar. Ataque de ansiedad inminente ¿Debería llamar a su Coach para hacerle saber de su problema?

Hace dos días ha muerto George Michael y ayer la actriz que representó el papel de la princesa Leia en La Guerra de las Galaxias. Y todo esto ha sucedido sin que Bocafloja haya podido dar su veredicto ¡Qué pensarán sus miles de seguidores! ¡Horror!

Bocafloja apaga y enciende el router. Nada. Llama a Cacaphone para pedir explicaciones por esta terrible e imperdonable incidencia en su linea de ADSL. Pero parece nadie puede resolver su problema.

Bocafloja necesita consejo y apoyo moral. Llama a su mejor amiga para contarle sus miserias y entre los dos lamentan la desesperante situación. Ella, su amiga, ciertamente no quisiera estar en sus zapatos en un momento así.

Y lo peor de todo es que Bocafloja ya tiene listos y recién sacados del horno sus textos sobre George y Leia, como los tuvo, también, sobre Prince, Bowie y todos los que en este año, tan productivo para Bocafloja, partieron hacia la dimensión desconocida.

Pasan las horas y Bocafloja se siente cada vez más inquieto; y revisa su texto sobre lo mucho que va a extrañar a George Michael y cómo se acuerda de cuando en los 90 escuchaba siempre tal o cual canción suya y la repetía incesantemente y bailaba encerrado en su cuarto como un loco. Y aunque ahora hace mucho que ya no lo escucha porque últimamente estaba gordo y alejado de la vida pública, Bocafloja no puede creer que no vaya a estar más entre nosotros. Lo mismo piensa de Leia Pero no importa, piensa Bocafloja, porque está seguro que ahora saldrán muchas póstumas recopilaciones de “The Best of George” y remakes de la Guerra de las Galaxias (versión ampliada con recortes del director en los que aparece muchas veces la princesa Leia) y con eso tendremos para disfrutar por mucho tiempo hasta que Madonna vuelva a decir algo transgresor o que, si Dios quiere, se nos vaya algún otro famoso que nos de mucho de que hablar y de que escribir.

Bye, bye, se despide Bocafloja porque parece que ha vuelto la señal y puede que aún esté a tiempo para opinar algo sobre el tema. Parece que Facebook está que arde.

Anuncios

Monamoda y Barbanueva

e-e-golfarini4

Tengo el recuerdo

de asomarme a mi ventana en el barrio del Raval

y verlos pasar, paseando de la mano, felices.

Hacen una pareja maravillosa, tan frescos y tan hermosos,

Barbanueva y Monamoda, muy a la moda, muy a la última;

o a la penúltima, porque la última allá se va, allá se fue y ya pasó,

quién puede decir si volverá en un revival retro vintage.

Ahí viene otra a gran velocidad, otra que a su paso poco dejará,

tan poco como la anterior, apenas alguna foto

o unos zapatos abandonados en el fondo del placard

esperando el recuerdo o el olvido.

Y ellos también pasan y se van, se alejan

dejando el perfume que queda, como queda la piel

mudada, seca, pasada y usada muy poco

y ya desechada, rápido, pasada de moda.

Muy pasada.

Rolito

11

Rolito

cubito de hielo

dónde quedaron tus huesos

después de cruzar la triple frontera

brasil paraguay argentina

para traer de contrabando

diez mil dólares en el baúl

de un escarabajo destartalado

pero tan adecuado a tu estilo

tan ridículo como vos

llegaste ansioso a la frontera

desesperado por comprar todo barato

y bonito antes de cruzar

cosas que atesorar en algún rincón

de tu guarida llena de cosas

que nunca usás pero que te gusta mostrar

compraste whisky puchos

baratijas para tu casa

de barrio esplendoroso

qué poco dejás a tu paso

frío frialdad frivolidad

frito por ser alguien grande

el dueño de la pelota

pero te equivocás de camino

¿no lo ves?

Ya se te acaba la gasolina

y quedarte por el camino

es lo de menos porque siempre

se puede seguir a pie

lo peor es que ese camino

no es el camino

y ya está ya viene

el calor y te aterra no llegar

a tiempo a tu heladera

no hay remedio para

tu enfermedad terminal

se terminó te derretís Rolito

Good bye.

La posibilidad de empezar.

Empezar. Nada más.

No busquemos explicaciones para todo. No corramos detrás de esa corriente maniática.

¿Por qué? Porque sí.

Esa respuesta en apariencia tan cerrada está, aunque no parezca, cargada de posibilidades. Cada cual puede sacar de ahí lo que le parezca. Necesidad. Inspiración. Odio. Silencio. Cada uno puede ubicar ese “porque sí” en cualquier lugar en su propia vida y empezar.

Una de mis vidas comienza acá, en medio de esta otra vida, si se quiere, más grande. “En mitad del camino de mi vida”, dijo Dante. Aunque esa mitad y ésta son relativas. O más bien son solo una posibilidad.

Mejor no extenderse más o se corre el riesgo de querer explicarse.

Empezar. Nada más.

Empezar. Listos. Ya.